¡Nuevo ciclo de webinars GRATUITO!

La psiconeuroinmunología clínica aplicada a las enfermedades crónicas.

 PNI y la piel ¿qué nexo de unión existe? (II).
PNI y la piel ¿qué nexo de unión existe? (II)

PNI y la piel ¿qué nexo de unión existe? (II)

Salud 8 julio 2022

La piel nos protege frente a las posibles agresiones externas. Pero ¿qué mecanismos de protección emplea para defenderse de estos agentes externos? En la segunda parte de esta extensa temática dedicada a la piel vamos a hablar de cómo el sol con moderación, puede ser una fuente de energía positiva durante los meses de verano.

La piel dispone de diferentes mecanismos de protección y uno de los ejemplos más significativos de esta interacción agresión-protección es la interacción del sol con la piel.

Es cierto que especialmente en las últimas décadas, y asociado a la proliferación de casos y determinadas enfermedades relacionadas con la piel, ha surgido todo un movimiento en contra todos aquellos hábitos y personas que abusan considerablemente del sol y de sus nocivos rayos UVA.

Una de las principales razones tiene que ver especialmente con el impacto que suponen los rayos directos ante la desaparición de la capa de ozono.

¿Te gustaría mejorar la salud de tus pacientes y la rentabilidad de tu clínica al mismo tiempo?

Rellena el siguiente formulario y accede totalmente gratis nuestro webinar donde podrás descubrir de la mano de Daniel de la Serna las claves más importantes para mejorar el rendimiento y rentabilidad de tu clínica, favoreciendo la satisfacción de tus pacientes.

El contacto excesivo con el sol tiene factores de riesgo. El espectro de luz UV del sol provoca toxicidad y daño en la piel, siendo así un factor de riesgo oxidativo que daña al tejido, especialmente a los ácidos grasos de la piel, y que por tanto puede llegar a producir importantes trastornos, que incluyen por supuesto al melanoma.

Pero al mismo tiempo se está demostrando que sin el contacto con el sol, perdemos mecanismos básicos para mantener la salud.

La luz del sol más amiga, que enemiga para la piel

La luz del sol, por un lado proporciona energía y posibilita la síntesis de vitamina D, la conocida melanina, serotonina y melatonina, sustancias todas ellas altamente beneficiosas que regulan procesos sistémicos y locales, proporcionando así control al sistema inmunitario y la oxidación.

Por tanto el sol, siendo un factor de riesgo para la agresión cutánea, es al mismo tiempo el estímulo imprescindible para mantener activos los sistemas de protección y reparación de esta.

Cómo aprovechar el sol de forma saludable

Existen mecanismos de conexión con el sol que pueden minimizar de alguna forma los daños que provoca la radiación UV. De alguna forma, y al igual que en la parte 1 de este post, aparece de nuevo en escena la nutrición.

Una correcta alimentación va a ofrecer buenas posibilidades fotoprotectoras.

1. Componentes vegetales

Algunos componentes de las plantas como los polifenoles, monoterpenos, flavonoides o los indoles, que ofrecen protección anticarcinogénica.

Su tiempo de acción es corto, por lo que requiere de un consumo frecuente de las fuentes naturales.

2. Grasas omega 3

Otro gran efecto protector que se ha podido comprobar es a través de las grasas Omega 3, presentes en pescados y productos de origen marino, que mejoran la regulación inflamatoria.

En cambio, el ácido linoleico, una grasa omega 6 que se extrae de plantas y está muy presente en aceites como el de girasol actúa en sentido contrario, potenciando el efecto inflamatorio y oxidativo.

Fuente:

Dunaway S, Odin R, Zhou L, Ji L, Zhang Y and Kadekaro AL (2018) Natural Antioxidants: Multiple Mechanisms to Protect Skin From Solar Radiation. Front. Pharmacol. 9:392.

Bocheva, G., Slominski, R. M., & Slominski, A. T. (2019). Neuroendocrine aspects of skin aging. International journal of molecular sciences, 20(11), 2798.

Autor

Daniel De la Serna

Llevo más de 20 años dedicado al campo de la salud y de la formación, especializado en el ámbito de la Psiconeuroinmunología clínica.

He tenido la suerte de formarme y entrar a formar parte del equipo del Dr. Leo Pruimboom, la gran referencia internacional en esta disciplina.

Me apasiona mi labor docente, poner al servicio de cientos de alumnos de todo el mundo todo este bagaje y conocimiento para acompañarles en el proceso de formación en esta maravillosa disciplina.

Igualmente disfruto y aprendo de mis pacientes en mi labor clínica diaria.

Conoce nuestro Máster

Da un impulso a tu carrera

¿Te gustaría formarte en el único máster de psiconeuroinmunología clínica que cuenta con acreditación oficial universitaria? Solicita más información ahora, ¡las plazas son limitadas!

¿Hablamos por WhatsApp?