¡Abierto plazo de inscripción para el Máster en PNIc 2024/2027!

Plazas limitadas

 Hígado graso no alcohólico, causas y tratamiento desde la PNI.
Hígado graso no alcohólico, causas y tratamiento desde la PNI

Hígado graso no alcohólico, causas y tratamiento desde la PNI

Salud 12 junio 2024

El hígado graso es una patología típica de las personas que consumen cantidades importantes de alcohol con asiduidad. Sin embargo, existe un trastorno derivado más frecuente, que si bien presenta los síntomas característicos o similitudes con esta patología, es común en las personas que precisamente no beben alcohol.

Nos referimos al hígado graso no alcohólico (EHGNA), que junto a otras patologías como la obesidad o la diabetes tipo 2, es una enfermedad que aumenta rápidamente en la población y que afecta a millones de personas en todo el mundo. Veamos qué ocurre cuando aparece, su sintomatología y qué alternativas y tratamiento existen desde la PNI clínica. Sin duda los hábitos de alimentación y actividad física son clave para controlarla. Sigue leyendo.

El hígado graso no alcohólico, una enfermedad asintomática

El hígado como uno de los órganos más grandes del cuerpo y al igual que el resto de órganos cumple una función vital, que es la de eliminar toxinas y procesar los nutrientes procedentes de la ingesta de alimentos. Aunque el hígado contiene una mínima cantidad de grasa, pero cuando es excesiva y se acumula, empiezan a surgir los problemas de salud.

¿Te gustaría mejorar la salud de tus pacientes y la rentabilidad de tu clínica al mismo tiempo?

Rellena el siguiente formulario y accede totalmente gratis nuestro webinar donde podrás descubrir de la mano de Daniel de la Serna las claves más importantes para mejorar el rendimiento y rentabilidad de tu clínica, favoreciendo la satisfacción de tus pacientes.

Esta patología, que se caracteriza por una acumulación de grasa visceral en el hígado en aquellas personas que no beben alcohol en exceso, suele ser asintomática, pero si no se trata de forma adecuada, puede generar problemas hepáticos de gran envergadura.

El HGNA se detecta por la presencia y el depósito de ácidos grasos y triglicéridos en el citoplasma con una cantidad de más de un 5% de los hepatocitos, concretamente en personas que no beben alcohol asiduamente.

hígado graso no alcohólico pni clínica

Las primeras veces que dio la cara fue en la década de los 80. Es una patología crónica con gran prevalencia, más frecuente en los países occidentales. Sin embargo, está muy presente en todas las zonas del mundo. Curiosamente y según el estudio Factores de riesgo de la enfermedad por hígado graso no alcohólico en poblaciones de Latinoamérica: situación actual y perspectivas, la EHGNA presenta una prevalencia elevada generalmente en todos los continentes, observándose que los niveles más altos se encuentran en América del Sur (31 %) y en Oriente Medio (32 %), y los más bajos en África (14 %).

Causas de hígado graso no alcohólico: mala alimentación y sedentarismo

Existen múltiples causas por las que puede surgir esta enfermedad, pero los hábitos de vida poco saludables y algunos factores genéticos intervienen de forma directa. Entre las principales se encuentran,

  1. La obesidad, como uno de los males del S. XXI. Es uno de los principales factores de riesgo para que se desarrolle el HGNA. El exceso de grasa corporal puede conllevar a la acumulación de grasa en el hígado.
  2. La resistencia a la insulina es otro de los riesgos que puede desencadenar en hígado graso no alcohólico en personas con diabetes tipo 2.
  3. El consumo de grasas saturadas y de azúcares refinados aumenta el riesgo de padecer esta enfermedad.
  4. Otro hábito es el sedentarismo. La falta de actividad física está directamente relacionada con la obesidad y la resistencia a la insulina.

Síntomas de HGNA

Los síntomas más habituales de este trastorno pueden ser dolor o hinchazón en la parte derecha del abdomen, pérdida de apetito, fatiga o cansancio, y algunos trastornos más graves si la patología empeora y que pueden surgir como,

  • Esteatohepatitis No Alcohólica (EHNA), desencadenante y con más complicaciones que la propia HGNA. Como consecuencia de la acumulación grasa, se puede producir inflamación en el hígado y daño en las células hepáticas, produciendo inflamación y daño hepático, con el peor desenlace que es la cirrosis o insuficiencia hepática.
  • Fibrosis hepática, cicatrización del hígado muy grave.
  • Algunas enfermedades cardiovasculares ya que las personas que padecen HGNA son más propensas a padecer enfermedades del corazón.

Tratamiento del HGNA desde la Psiconeuroinmunología clínica

Desde la PNI clínica, independientemente de las necesidades de cada paciente, proponemos una serie de pautas generales y una estrategia de tratamiento por las que el HGNA se puede controlar y mejorar considerablemente, empezando por,

  • Modificación del estilo de vida, a través de,
    • Dieta con un enfoque antiinflamatorio, con una dieta rica en frutas, verduras, grasas saludables y proteínas magras que ayuden a reducir la inflamación y la acumulación de grasa en el hígado.
    • La práctica de ejercicio regular, con actividad física moderada a intensa (caminar, andar, nadar, yoga) puede mejorar la resistencia a la insulina y la acumulación de grasa en el hígado.
  • Manejo del estrés mediante
    • Técnicas de relajación, como la meditación, el mindfulness y otras técnicas pueden generar un impacto positivo en la salud hepática.
    • Terapia cognitivo-conductual es otra de las técnicas útiles para el control del estrés y los cambios de hábitos.
  • Suplementos nutricionales

Los antioxidantes como la vitamina E, el Omega-3, entre otros suplementos, pueden ayudar a reducir la inflamación y mejorar la salud hepática.

Autor

Elena López

Llevo más de 20 años trabajando como fisioterapeuta, pero mi ámbito profesional y mi forma de vida dio un giro de 180 grados cuando me convertí en lo que soy actualmente: especialista en Psiconeuroinmunología clínica. Disciplina que me ha brindado la oportunidad de crecer exponencialmente y que llegó a mí de la mano del Dr. Leo Pruimboom, fundador y referente mundial por excelencia de esta disciplina médica. Una nueva vía de intervención que descubrí cuando aún estaba cursando mis estudios universitarios en Fisioterapia, que cambió mi perspectiva y por su puesto la manera de trabajar con los pacientes.

Labor clínica, con la que no dejo de aprender constantemente y disfrutar cada día. Además, al mismo tiempo me permite desarrollar mi segunda actividad y pasión, la de coordinar el Máster en PNIc. Me encanta mantener un nexo de unión continuo con los grandes referentes y docentes, y comprobar cómo los alumnos van adquiriendo una nueva dimensión de conocimiento y formación.

Todo ello no sería posible sin el motor de mi vida, mi pequeña gran familia, (Gonzalo y mis cuatro hijos) y esos momentos de desconexión. Descargo adrenalina jugando al baloncesto, bailando flamenco y no cambio por nada del mundo disfrutar de un buen vino con mis amigos.

Conoce nuestro Máster

Da un impulso a tu carrera

¿Te gustaría formarte en el único máster de psiconeuroinmunología clínica que cuenta con acreditación oficial universitaria? Solicita más información ahora, ¡las plazas son limitadas!

¿Hablamos por WhatsApp?